martes, 28 de junio de 2016

Algo más que palabras (+ Video)

El 30 de junio de 1961 quedó definida la política cultural del proyecto social cubano, tras el debate polémico de Fidel con escritores y artistas en el Salón de Actos de la Biblioteca Nacional. Su discurso —conocido como Palabras a los Intelectuales— estableció en una frase el camino: “(…) dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución nada”.
Todavía hoy perdura cierta obsesión por descubrir el sentido real de aquel enunciando, que en ocasiones se asumiría como decreto para desconocer o censurar la obra de varios creadores.

jueves, 23 de junio de 2016

De la corrida de toros al batazo



Ya a finales del XIX, las corridas de toros traídas desde España comenzaron a ceder terreno ante el béisbol, proveniente de Estados Unidos. Así lo ilustró el periódico El Siglo en un artículo publicado en noviembre de 1887: la corrida de toros “un triste espectáculo”; la pelota “un juego lleno de emociones”.
Los números de ese período permiten apreciar la gestación e inicio de un proceso que llevó al béisbol a ganar espacios y adeptos dentro de la sociedad cienfueguera. En el diario trascendió el anuncio de un juego entre los clubes de pelota El Bélico (de Santa Clara) y El Jabacoa (de Cienfuegos), en respuesta a un reto de los primeros.

martes, 14 de junio de 2016

El crimen en Orlando



Después del crimen, nada nos salva. Ni el llanto desesperado de la naturaleza humana ni la misericordia divina. Tampoco alcanza la rabia de un joven en Facebook, ante la pérdida de su amigo: “¡Te me fuiste coño, qué dolor!”.
A la ciudad de Orlando (Florida, EE.UU) le creció el mar en sus ojos tras el asesinato de 49 personas en Pulse, un club nocturno donde la comunidad homosexual prolongó las celebraciones por la jornada del Orgullo Gay, hasta la madrugada del domingo 12 de junio.

martes, 7 de junio de 2016

Desubicados



Apenas se tiene un pie dentro de la Universidad, la incertidumbre sobre el futuro laboral persiste casi hasta la fecha misma de graduación. Lo digo por experiencia propia. A mi llegaron a dibujarme la posibilidad (real) de trabajar como maestro en algún centro educativo, fuera incluso de la enseñanza superior. "Será donde el país los necesite", nos decían de forma lapidaria.
Con esos relámpagos, imaginen el desconcierto. El destino de quienes apostamos por estudiar Periodismo no lo determinaban las decisiones ni el desempeño docente del alumno. Las aspiraciones personales carecían de valor ante la estrechez arbitraria de las opciones.